Tips de Estética y Confort en tu Hogar

Sentirnos bien en nuestro hogar es una aspiración legítima y en tal sentido, una obligación que deberíamos fijarnos al plantear la escogencia de todos los elementos a formar parte del espacio donde residimos. Es en este sitio donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo pasivo y en el que nos desenvolvemos de forma única. Por tal motivo, resulta importante poner atención a todos los detalles, de manera que logremos en nuestro hogar un ambiente armonioso, confortable y acogedor.

Son muchos los elementos a considerar para lograr este objetivo, tales como: adecuada iluminación y temperatura, cómodo mobiliario, artículos decorativos, privacidad, entre otros. Todas las consideraciones al momento de decidir deben ir en sintonía con las dimensiones del espacio a fin de optimizar su uso y permitir una sensación de amplitud.

Uno de los detalles más comprometidos a la hora de concretar la división de los espacios en el hogar lo constituye el tipo de puertas a utilizar, bien sea para unificar o separar las estancias, según las circunstancias. Entre la variada gama de puertas disponibles en el mercado, una de las soluciones más convenientes es el uso de puertas correderas.

Las puertas correderas, por definición general, son aquellas que se abren deslizándolas de forma horizontal, sobre distintos tipos de mecanismo, dependiendo del tipo que elijamos en cada situación. Son muy recomendadas cuando no se dispone de mucho espacio o en el caso de que quieras darle un toque diferencial a tu decoración. Entre las ventajas de utilizar este tipo de puertas se tienen:

  • Permiten fusionar espacios y aportan tanta luminosidad y amplitud como queramos tener.

  • Agrandan espacios. No necesitaremos dejar un hueco vacío para abatir una puerta convencional, por el contrario, ganamos este espacio para cualquier otro uso, además de dar un acceso directo a la estancia.

  • Puede ser un elemento decorativo de gran atractivo estético, dependiendo del modelo y tipo de material que escojamos para la puerta.

Por otro lado, este tipo de puertas representan un elemento atemporal, siempre están vigentes y se encuentran disponibles en el mercado, con oferta ampliada gracias a las numerosas plataformas de comercio electrónico existentes hoy en día.

Entre los materiales utilizados para la elaboración de este tipo de puertas, se tienen: madera, aluminio y cristal o vidrio. Esta gama de opciones es perfecta porque permite adaptarlas a cualquier decoración.

Entre los materiales de mayor preferencia, se tiene el uso del vidrio. Esto debido a que las puertas de vidrio aportan grandes ventajas, entre las que destacan:

  • Dan entrada a la luz natural.

  • Permiten disfrutar de la vista de un jardín estando adentro de casa.

  • Mejoran la atmósfera de las habitaciones.

  • Requieren de poco mantenimiento.

Particularmente, las puertas correderas de vidrio satinado sugieren una sensación agradable de confort y ligereza. Los modelos de este tipo de puerta puedes visualizarlo en diferentes puntos de venta, tanto físicos como electrónicos. Lo cierto es que estas puertas de vidrio son ideales por cuanto existen miles de alternativas y centros donde podemos adquirirlas.