Conoce más sobre los brackets

Los brackets son una técnica de ortodoncia que es utilizada para hacer que los dientes vuelvan a su posición original, es decir, su objetivo principal es la corrección de la posición de los dientes asegurando que tanto la sonrisa se corrija como la mordida.

Los brackets visibles, a diferencia de los invisibles, buscan corregir la posición de los dientes sin importar que los aparatos o los brackets se vea encontrando así diferentes tipos de brackets los cuales suelen colocarse dependiendo de la edad de la persona, la posición de sus dientes, que tanta corrección requiere, etc.

¿Qué categoría de brackets se manejan?

  • Ortodoncia visible lingual: Esta ortodoncia utiliza los clásicos alambres y materiales de los brackets solo que su ubicación cambia al ir detrás de los dientes.

  • Ortodoncia Invisalign: Conformada por retenedores invisibles de color transparente que se pueden remover y son bastante estéticos.

  • Brackets clásicos: Estos son los clásicos brackets metálicos de amplia popularidad entre los tratamientos de ortodoncia por su eficacia y su capacidad para adaptarse.

  • Expansores para niños: Este tipo de tratamiento es más específico por lo que solo suele ir dirigido a niños que lo requieran.

¿Quiénes los pueden usar?

Los brackets no tienen limitación para ser usados aunque claro, se requieren de ciertas características para determinar qué tipo de brackets y por cuánto tiempo lo usarás. Por ejemplo, uno de los puntos que influye es la edad del paciente pues los niños no suelen usar los mismos brackets que los adultos.

De la misma manera la posición de los dientes y que tanta corrección requieren suele influir en el tipo de brackets a utilizar. Así, no importa que tan desalineados tengas tus dientes, cualquier persona podrá tener una sonrisa hermosa utilizando los brackets en sus diferentes formas.

¿Para qué sirven los brackets?

Como ya mencionamos, el objetivo principal de los brackets es lograr reposicionar a los dientes cambiando así su ubicación lográndolos alinear de manera correcta lo que se traduce, en primer lugar, en tener una sonrisa perfecta, estética donde los dientes se ven alienados.

En segundo lugar, los brackets tienen otras funciones como lo es modificar la mordida de las personas pues el hecho de tener los dientes fuera de sitio hace que la mordida no se encuentre centrada, como se debe, lo que a la larga puede generar algunos problemas en la mandíbula y los dientes.

¿Qué características tienen los brackets?

Los brackets se distinguen por tener algunas características, por ejemplo, algunos son removibles y otros se anclan directamente a la dentadura. De la misma manera podrás encontrar brackets de diferentes materiales hechos en zafiro o en cerámico junto con metales de alta calidad.

Para que los brackets funcionen estos requieren de diez días de acomodamiento, es decir, diez días para que se adapten los dientes a los brackets y los brackets a los dientes. Otra de las características que vale la pena resaltar es el hecho de que los brackets se adaptan a diferentes formas de dientes, tamaños y edades.

¿Qué tipos de ortodoncia con brackets existen?

  • Brackets estéticos: Este tipo de brackets está diseñado para ser estético, es decir, para no ser notados por las personas debido a que están fabricados en materiales transparentes o se colocan de modo que los dientes cubren a los brackets.

  • Brackets clásicos: Los brackets clásicos utilizan ligar que permiten unir los brackets con los dientes mediante el uso de alambre metálico. Este tipo de brackets no suele ser tanto estético pero sí bastante eficaz lo cual permite tener una sonrisa perfecta sin importar lo desalineado que estén nuestros dientes.

¿Qué tan eficaces son los brackets?

Los brackets convencionales destacan por su eficacia debido a que su diseño hace que funcionen en un 100%. Los brackets que están fabricados en metal o cerámica se caracterizan por ser tanto resistentes como bastante precisos a la hora de generar resultados.

Los brackets auto ligables, además de ser eficaces reducen el tiempo de consultas odontológicas para revisión en aproximadamente un 25% haciendo que el tratamiento sea mucho más eficiente. Por otro lado, los brackets estéticos invisibles reducen la posibilidad de reacciones alérgicas al metal así como la visibilidad de los mismos.

¿Dónde colocarnos brackets?

Lo recomendable es hacer una cita con un especialista que cuenta con las certificaciones necesarias para realizar tanto la colocación de aparatos odontológicos como el trabajo de brackets tanto convencionales como estéticos asegurando así que nuestro tratamiento tendrá excelentes resultados gracias a que los especialistas realmente saben lo que hacen.

Post presentado por Ortodoncia Tres Torres